La guerra de los mundos (1953) – crítica

Ficha de La guerra de los mundos

Título original: The War of the Worlds
Año: 1953
Director: Byron Haskin

Reparto: Gene Barry, Ann Robinson, Les Tremayne, Lewis Martin, Robert Cornthwaite
La guerra de los mundos

La guerra de los mundos

SINOPSIS de La guerra de los mundos

En una tranquila noche, centenares de meteoritos comienzan a caer sobre la Tierra. Del interior de éstos, empiezan a surgir unos enormes platillos volantes que comienzan a liquidar a todo ser viviente.Se trata de una invasión extraterrestre cuyo fin es conquistar la Tierra y eliminar a la raza humana. Gran número de ciudades son atacadas y destruidas por estas naves, sin que el ejército pueda hacerles el más mínimo daño, ya que poseen una capa protectora inmune a cualquier arma concebida por el hombre (incluida la bomba atómica). La extinción de la especie humana es inevitable. La gente huye despavorida de las ciudades, esperando algún milagro que permita salvarlos de esta invasión marciana.

Empiezan a car innumerables meteoros sobre las ciudades...

Empiezan a caer innumerables meteoros sobre las ciudades…

COMENTARIO sobre La guerra de los mundos

Cuando hablamos y recordamos las películas de ciencia-ficción clásicas que han marcado la historia del cine del siglo XX, es inevitable el no contar con la versión de Byron Haskin de La Guerra de los Mundos de 1953.

Se trata de una autentica joya cinematográfica basada en la novela del celebre escritor H.G. Wells (autor de otros maravillosos clásicos de ciencia-ficción como La máquina del tiempo y El hombre invisible). A finales del siglo XIX, Wells concibió esta apasionante historia en donde una raza extraterrestre invadía nuestro planeta con el fin de colonizarlo y de acabar con la raza humana. Con este argumento, Wells consiguió un extraordinario éxito con esta novela solo comparable con los grandes clásicos de Julio Verne. Pensar en la idea de una invasión marciana en el siglo XIX supuso algo muy impactante en la sociedad de aquel tiempo. Podríamos decir que se trata del primer relato de ciencia ficción, propiamente dicho, de la historia.

El escritor inglés H.G.Wells

El escritor inglés H.G.Wells

Herbert George Wells (1866-1946) fue un autor muy prolífico y escribió unos relatos que, en la línea de su admirado Julio Verne, tenían unas bases muy científicas y demostró ser un visionario y un profeta en su tiempo, siendo con el escritor francés los precursores de la ciencia-ficción.
La historia que dio pie a esta magistral película cautivó a muchas generaciones por su tema y sobre todo por su sorprendente final.
Wells decía que “todo lo que el hombre pueda llegar a imaginar, puede convertirse en realidad”, y sobre todo que “al igual que las hojas de un libro,que coexisten unas junto a otras, así son los posibles Universos que pueden existir”.
Dicha novela fascinó al genial actor Orson Welles de tal forma, que lo llevó a adaptarlo en formato radiofónico en el año 1938. Durante la emisión por radio de uno de sus capítulos, Orson Welles interpretaba a un periodista, poseído por el pánico, que estaba avisando al mundo entero del comienzo de la invasión marciana en nuestro planeta. La interpretación que realizó Welles fue tan lograda y realista, que cundió el pánico en gran número de ciudadanos norteamericanos que huían despavoridos de sus casas con la esperanza de encontrar algún lugar para ocultarse del ataque alienígena.

Los meteoros comienzan a abrirse ante la gente atemorizada

Los meteoros comienzan a abrirse ante la gente atemorizada

Con este pretexto, estaba claro que sería inevitable la adaptación de esta novela a la gran pantalla. Grandes directores de la talla de Alfred Hitchcock estuvieron detrás muy interesados en poder llevarlo al cine, pero solo Byron Haskin tuvo ese gran honor. La película que fue estrenada en el año 1953, tuvo un rotundo éxito en todas las taquillas del mundo. Supuso una revolución en cuanto a lo que efectos especiales se refería, consiguiendo así el Oscar en dicha categoría.

Las naves marcianas siembran la destrucción y la desolación por doquier...

Las naves marcianas siembran la destrucción y la desolación por doquier…

Durante los años 80 se realizaron varias secuelas con una calidad bastante pésima (como en muchas otras sagas) que no vale la pena que tengamos consideración. Pero en el año 2005, el gran director “rey Midas” Steven Spielberg vuelve a realizar una nueva versión de esta genial novela, pero adaptada al siglo XXI con unos efectos especiales más elaborados y espectaculares que las de la versión original.

Nada podía detener a las máquinas marcianas...

Nada podía detener a las máquinas marcianas…

En fin, se trata de una verdadera obra maestra y de una película de las que marcan época, abriendo el camino a la siguiente generación de películas de ciencia-ficción que fue muy prolíficas en las décadas de los 50 y los 60. Es IMPRESCINDIBLE para todo amante del género.

Nuestra valoración: 89/100 puntos.

Puntuación

Nota 89
Total
89 Muy buena!

Daniel Moya
Daniel Moya

Ingeniero técnico en informática, especialista en diseño y programación web, diseño gráfico y consultoría SEO. Amante del cine de ciencia ficción y los videojuegos.

Déjanos un comentario