FANCINE entrevista a Alex Chandon

Alex Chandon: “Ojalá algún día la gente creativa dirija la industria cinematográfica”

Entrevista con el director de Inbred , película en la sección de Horror Zone de FANCINE 2011.

Alex Chandon, entrevistado en Fancine 2011

Vio TIBURÓN por primera vez cuando tenía 6 años, y desde entonces supo que quería hacer cine. El director londinense Alex Chandon estuvo presente en FANCINE 2011, en la Sección Horror Zone, con su película Inbred, que cuenta la historia de cuatro jóvenes delincuentes en rehabilitación y sus monitores que vienen a pasar un fin de semana en el lejano pueblo de Yorkshire, pero al final van a sufrir una sangrienta pesadilla.  Alex Chandon ha dirigido otras películas de gore en los años 90, como Drillbit y Bad Karma y su primer largometraje fue Pervirella, en 1997, seguido por Cradle of Fear (2001), una antología oscura en la que Dani Filth (el principal vocalista de la banda de Black metal Cradle of Filth) era el personaje central.

       En una película como Inbred, en la que todos los personajes se enfrentan a una situación límite, ante la cual casi todo el mundo reaccionaría de la misma forma, ¿cómo haces para que cada uno tenga luego su propia personalidad?

Creo que los actores aportan mucho. Sus actuaciones en Inbred son bastante realistas. Creo que los actores embellecen realmente los personajes. Cuando los vemos morir, o siendo atacados o intentando escaparse, creo que el realismo de los actores hace que el público se implique mucho más. Quiero hacerlo muy real pero al mismo tiempo mantenerlo en un género familiar, porque me encantan las películas de terror, he mirado películas de terror toda mi vida.

Mencionas que Inbred es la primera película donde el casting ha sido para ti uno de los más importantes factores. ¿Cómo has reunido a tu equipo?

Los actores son el mejor grupo con el que he trabajado, y el operador, Ollie Downey, fue maravilloso. Teníamos guiones muy buenos, la trama era muy fuerte, lo que es la clave de involucrar a la gente. Le dimos el guión a Jo Hartley, nuestra actriz principal, una profesional, le encantó y, una vez que ella entró, el proyecto empezó a cobrar peso, lo que facilitó la entrada de otros actores buenos. Para mí fue muy importante contar con actores de este nivel. Queríamos homenajear las películas de terror de los 70, así que dejamos que la historia se desarrollara en la pantalla a través de la fotografía y las actuaciones, y creo que ha funcionado muy bien.

Hablando de los años 70, ¿podrías nombrar algunas referencias personales?

Creo que La matanza de Tejas, Defensa, Un hombre lobo americano en Londres, este tipo de películas. Creo que hasta ahora no se ha hecho ninguna película de este tipo en Inglaterra, así que quisimos crear esa similitud con las películas americanas, pero en un entorno inglés. Le digo a la gente que éste no es un documental sobre el norte de Inglaterra. Es una película, no es algo real. Es una comedia, aunque bastante extrema.

La prensa local ha señalado que hubo personas en Thirsk, el sitio donde se rodó la película, que se opusieron inicialmente al rodaje. ¿Cómo afrontaste esta situación?

Antes de empezar el proyecto, pusimos un anuncio en los periódicos locales de Thirsk. El alcalde había visto otras películas mías y las consideraba bastante extremas. Una vez que se le explicó al alcalde que íbamos a hacer una comedia, y que sólo utilizábamos la ciudad por su magnífico entorno, realmente nos apoyó y se hizo nuestro amigo en Facebook, lo que lo veo maravilloso. Al principio todos pensaban “¿de qué va esto?” pero cuando vieron lo que estábamos haciendo, se entusiasmaron y muchos de los habitantes de Thirsk fueron extras.

Uno de los personajes, Jeff, menciona que en los 70, a la gente con problemas mentales se le abandonaba en granjas alejadas de la ciudad. ¿Esto tiene una base real o es una simple invención para darle un sentido al comportamiento aberrante de los del pueblo?

 Creo que tiene un poco de las dos. Los 70 fueron años difíciles, a la gente no le gustaba ver personas discapacitadas. Quise crear un cierto tipo de ambigüedad, dejando difuso el pasado de los habitantes, introduciendo un sub-trama. Me gustaría hacer otra película basada en Inbred, que explore cómo estas personas llegaron a ser así, y mostrar la historia desde el pasado hasta el presente.

Alex Chandon, director de Inbred, habla para Fancine 2011

Declaraste que la intención con Inbred fue despertar en otros lo que tú sentiste al ver películas como Evil Dead, Bad Taste, Re-animator, un sentimiento “alegremente repugnante”. ¿Crees que lo has conseguido?

Sí, creo que nos acercamos bastante. Lo que me gustó de estas películas, aunque eran comedías de terror, es que aún siéndolo, contienen momentos extremos. Con Inbred, creo que hemos logrado este mismo efecto, porque tenemos escenas donde la gente está desesperada y el público aterrorizado, pero luego hay secuencias en clave más humorística. Hacemos que el público se ría, que se choque, así que estoy contento con la reacción y sí, creo que Inbred es un poco parecida a estas películas.

¿Tienes noticias sobre si alguna distribuidora ha mostrado interés en Inbred?

Sí, tenemos, pero todavía no hemos llegado a un acuerdo concreto. El Festival de Málaga es el décimo festival en que participamos a lo largo de 4-5 semanas, así que Inbred es todavía muy nueva, pero hemos recibido expresiones de interés por parte de algunas distribuidoras bastante importantes y en este momento, estamos negociando con ellos. Crucemos los dedos para que tengamos un buen acuerdo. Quiero que Inbred sea vista por mucha gente, y que la gente la disfrute.

¿Al negociar con las distribuidoras, se te han impuesto algunas condiciones especiales?

Creo que los americanos han dicho que encuentran algunos de los diálogos difíciles de entender, porque utilizamos muchas expresiones coloquiales. Rodamos la película en Yorkshire, en el norte de Inglaterra. Pero creo que debido a los personajes tan bien definidos, aunque haya alguna frase que no se entienda, sigues cogiéndole el truco, así que no vamos a cambiar los diálogos.

Has manifestado, en otras entrevistas, tu desacuerdo con las producciones que se benefician de grandes presupuestos y cuya calidad no es proporcional al dinero invertido. ¿Qué es lo que mejorarías o modificarías en si hubieras contado con más presupuesto?

Si tuviéramos más dinero, probablemente haríamos más repeticiones con los actores, tendríamos más horas de rodaje, porque rodamos Inbred en 6-8 semanas y me encantaría dedicar una parte importante a los efectos especiales. Muchos de los efectos los hice personalmente, lo que fue bastante difícil, duró casi 8 meses. En el caso de las películas con grandes presupuestos, creo que gran parte del dinero entra en las cuentas de los productores.

Creo que sería una pena gastar un año de tu vida en un proyecto que te apasiona y luego, al final del día, que venga el estudio y te diga “no me gusta eso”, “lo vamos a cambiar”.

Me gustaría disponer de algo más de dinero que en el caso de Inbred, pero creo que no tendría ni idea de cómo gastar 10 millones de libras, así que estaría muy contento con un presupuesto de uno o dos millones.

 Has estado presente con Inbred en otros festivales. ¿Podrías describir tu experiencia en el FANCINE en comparación con estos otros festivales?

El Festival de Málaga no es tan pequeño, sí lo es si se compara con otros, pero es muy bueno. En los festivales más pequeños, te sientes mejor acogido, la gente llega a pasar más tiempo contigo. Creo que organizar un festival es muy similar a dirigir, porque te pasas todo el año preparándolo, y luego tienes una o dos semanas en que todo tiene que ir sincronizado. Así que tengo un respeto tremendo para los que organizan un festival, grande o pequeño.

¿Nos puedes comentar algo sobre tus proyectos cinematográficos?

Son 10 años desde que hice mi última película, Cradle of Fear. Después de terminarla, no conseguimos un buen acuerdo con la distribuidora. Fue muy decepcionante para mí haber invertido tanto tiempo en algo y luego ver que no ha sido suficientemente explotado. Pero he vuelto a recuperar mi pasión, e Inbred me ayudó mucho en hacerlo.

He escrito cuatro guiones que me gustaría hacer, todos del género de terror. Pero hacer películas no es algo fácil hoy en día, los estudios parecen apoderarse de todo en Inglaterra, incluso de los cines, así que para una película independiente es muy difícil. Creo que en los últimos diez años, lo que cambió radicalmente es la tecnología. Tenemos la tecnología para hacer los efectos especiales como en Hollywood. Lo que está pasando es que el poder empieza a pertenecer a los creativos… esperemos que un día, los creativos dirigirán la industria cinematográfica.

Pero sí, si podría hacer una película cada año o cada dos años, sería muy feliz y volveré a Málaga. ¡Mucha suerte con el Festival!

José Jesús Moya

Déjanos un comentario

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>