2001: Una Odisea en el Espacio (1968) – crítica

Ficha de la película 2001: Una Odisea en el Espacio

Título original: 2001:A space odyssey

Año: 1968
Director: Stanley Kubrick
Guión: Stanley Kubrick y Arthur C.Clarke
Historia: Arthur C. Clarke (The Sentinel)
Música: Johann Strauss, Richard Strauss
Reparto: Keir Dullea (David Bowman) , Gary Lockwood (Frank Poole) , William Sylvester (Dr. Heywood Floyd), David Richter (Moon-Watcher), Robert Beatty (Dr. Ralph Halvorsen)

2001_cartel

SINOPSIS de 2001: Una Odisea en el Espacio

Hace cuatro millones de años, en Africa oriental, la vida de un grupo de simios se ve de repente alterada por la aparición en su territorio de un extraño monolito negro, que comienza a manejar sus voluntades con una especie de enseñanza.
El mismo tiempo después, cerca de la base lunar Clavius, unos colonos lunares descubren enterrado otro misterioso monolito negro, que parece haber sido sepultado a propósito en ese lugar.
Como consecuencia de la exposición, por primera vez en mucho tiempo, de ese objeto a la luz del Sol, se produce una señal que se dirige hacia Júpiter.Unos meses más tarde, una gigantesca nave espacial con una tripulación a bordo es enviada allí.
El monolito que enseñaba a los homínidos, hace 4 millones de años

El monolito que enseñaba a los homínidos, hace 4 millones de años

Comentario sobre 2001: Una odisea del espacio

2001: Una odisea del espacio, es otra de las grandes obras maestras del cine.
Estamos, igual que con BLADE RUNNER ante una película mítica.Su estreno en 1968 creó una línea divisoria en la historia del cine, hablándose desde entonces de un antes y un después de su aparición.
Directores de la talla de Ridley Scott, George Lucas o Steven Spielberg han reconocido haber recibido innegables influencias de esta película y de su director.
Su guión está basado en un inquietante relato titulado El centinela, escrito en 1948 por el británico Arthur C.Clarke, uno de los mejores escritores de ciencia-ficción de todos los tiempos y que formó, con Robert A.Heinlein e Isaac Asimov, la famosa tríada de los Tres Grandes, famoso por la profundidad, seriedad y coherencia con la que siempre ha escrito sus novelas (sus temas son muy científicos, con bases muy reales pero sobre todo muy posibles).

La astronave USS Descubrimiento

La astronave USS Descubrimiento

En 1964, Clarke, y Stanley Kubrick se reunieron para tratar de una colaboración mutua con el propósito de realizar una película de ciencia-ficción que rompiera con todo lo hecho hasta entonces.Y lo consiguieron con creces, pues tiene una perfección argumental y técnica tan grande que parece haber sido rodada hace pocos años, y no aparenta ni mucho menos que está hecha hace ya más de cuatro décadas.
Trabajando conjuntamente, crearon primero el guión del filme, y paralelamente, Clarke iba escribiendo la novela; proceso curioso, cuando lo normal es lo contrario: escritura de la novela y la posterior adaptación al cine con un guión.
Bien es cierto que la novela difiere en ciertas cosas, como el destino de la misión y sobre todo en el final.Pero básicamente guión y relato son iguales.
Como resultado de este trabajo, la secuencia narrativa y de acción de la película quedaba dividida en tres partes, claramente identificadas.
En su realización, la película ha sido pionera en muchas cosas, debidas al indudable sentido
perfeccionista de Stanley Kubrick.Se construyeron y utilizaron maquetas y escenarios a escalas nunca vistas hasta entonces (que posteriormente fueron destruidos por orden expresa del director, no quedando nada de la producción); se emplearon unos soberbios efectos especiales con luz blanca,en la reproducción de paisajes lunares y espaciales, obra del jovencísimo técnico Douglas Trumbull, que se consagró con esta película; se filmó en gran formato, ya que estaba destinada a ser exhibida en pantallas muy grandes que debían utilizar estos efectos y realzar aún más las imágenes y escenas, dando la sensación de que realmente estábamos metidos en ese espacio y en esos paisajes.

2001-odisea-espacio

Pero Kubrick fue todavía más allá.Quiso emplear escenarios gigantes dotados de ingravidez real, en la que con ayuda de técnicos y abundantes cámaras de control dirigiría a sus actores, moviéndose éstos como en auténticas naves espaciales.Y añadió a la historia un personaje que pasó a convertirse en el más importante, por su naturaleza y actuación: el ordenador de a bordo de la gran nave que se dirige a Júpiter.
Este ordenador de ultimísima generación debía llevar,según Kubrick, la marca IBM, pero esta empresa, al enterarse del comportamiento anómalo que debía padecer este computador en el guión, no quiso autorizar su uso por razones de prestigio, por lo que el director se vio obligado a darle otro nombre,distinto pero que evocara claramente a esa multinacional.Para ello, sólo le bastó tomar las tres letras de IBM, cada una por separado, y reemplazarlas por su letra anterior según el abecedario.Así surgió el nombre alternativo, HAL, que añadido al número de modelo 9000, se convirtió en mundialmente famoso y pasó a engrosar la lista de mitos que han rodeado esta obra maestra, HAL9000.

ojo_de_HAL9000

Paralelamente, Kubrick se preocupó por la banda sonora, que encargó en un principio a Alex North, autor de la música de Espartaco.Pero después de estar ya escrita la descartó y prefirió usar piezas muy escogidas de música clásica como El Danubio Azul de Johann Strauss y otras,pero destacando entre ellas Así habló Zarathustra, de Richard Strauss, que pasó a ser su tema central, identificándose desde entonces con la película.
2001 puede gustar o no gustar, pero no admite términos medios.Es cierto que el tema del que trata su argumento es muy profundo y filosófico, y al principio, mucha gente que ha ido a verla (nos incluímos) , no la entendió del todo; especialmente su final.Pero si la estudiamos detenidamente, y, sobre todo, si antes de verla tenemos oportunidad de leer la novela (cosa que recomiendamos), veremos que nos habla de un tema muy posible e inquietante.En este sentido, esta película nos hace pensar, y mucho.

La película da a entender que los humanos hemos sido enseñados por alguien que luego ha estado vigilándonos controlando nuestro desarrollo técnico.Niega pues la aparición de la inteligencia del hombre de manera natural,al mismo tiempo que afirma que hay otros seres en el Universo.Pero también puede entenderse como negación de creencias religiosas,filosóficas y metafísicas que el hombre ha mantenido como inamovibles desde hace miles de años.

LAS SECUELAS

Arthur C. Clarke escribió posteriormente otras continuaciones a su novela.En 1982 creó 2010:Odisea dos; en 1987, 2061:Odisea tres, y por último en 1996 apareció 3001:Odisea final, que cierra la serie.De estas novelas, tan sólo 2010:Odisea dos fue llevada al cine por Peter Hyams en el 1984.Aunque es también una película de culto que se debería ver por su argumentoy por sus imágenes, ya no tuvo el éxito ni de lejos que logró la primera.

La película es espectacular,con una música inolvidable y es una auténtica maravilla si la vemos en cines con pantallas esféricas de gran tamaño.Viéndola estamos contemplando ciencia-ficción pura,pero cercana técnicamente.
Vale la pena verla y tenerla en nuestra videoteca en un lugar de honor.Para aquellos que no la hayan visto nunca y no la conozcan, y para los que sí saben de ella, aquí os dejamos un tráiler original de 1968.

Nuestra valoración; 95/100 puntos.

Puntuación

Nota 95
Total
95 Excelente!

José Jesús Moya

Déjanos un comentario